Drive - LA VOZ EN OFF

miércoles, 13 de junio de 2012

Drive





Empleado en un taller de coches, conductor especialista de cine y chófer para delincuentes de noche. La vida del protagonista, del que nunca conocemos su nombre, cambia cuando conoce a su vecina Irene, una mujer con un hijo pequeño y un marido en prisión.

La película Drive, dirigida por Nicolas Winding Refn y protagonizada por el cada vez más interesante Ryan Gosling, cosechó durante el año 2011 una larga lista de premios y nominaciones, incluyendo una nominación a la prestigiosa Palma de Oro del festival de Cannes. Finalmente, la película fue una de las grandes olvidadas en la gala de los Oscar del año 2012.

Alabada por la crítica, Drive supone un grandísimo entretenimiento pulp, de guión sencillo pero con una puesta en escena muy potente, gracias en gran parte a su muy buen reparto. La película se abre con una impactante persecución que nada tiene que envidiar al experto en escenas de acción Michael Mann. Posteriormente, la historia se va desenvolviendo de forma pausada pero sin dejar tiempo al aburrimiento. La presentación de los personajes se realiza de forma concisa, sin rodeos. A destacar unos caricaturescos pero muy efectivos Albert Brooks y Ron Perlman. Por su parte, Carey Mulligan viste a su personaje con  naturalidad de dulzura e inocencia. Con estos elementos, no sorprende la relación que establece con el protagonista.

Un protagonista que se ha ganado una mención aparte. Ryan Gosling construye su gran personaje con serenidad y fuerza contenida. Un tipo de pocas palabras que sostiene todo el peso de la historia. Es muy grande la escena del ascensor; una escena que recuerda al mejor Tarantino.

La película está repleta de objetos icónicos de los que llama la atención la chaqueta con el escorpión dorado. Contiene una gran número de escenas de violencia estilizada y de una acción tan bien coreografiada que la embellecen. Una película de tono oscuro, pero nunca pesimista. La selección musical del film está bastante lograda, de aire ochentero. Destacan los títulos de crédito tan característicos con Nightcall de Kavinsky de fondo.

Con Drive estamos seguramente ante una de las mejores películas del año pasado. Una película hipnótica y absorbente que nos invita a seguir la estela de este prometedor realizador.





1 comentario:

  1. estupenda reseña:da una muy ajustada idea de la peli
    saludos blogueros

    ResponderEliminar